Suscríbete a la newsletter y no te pierdas las últimos consejos

No mostrar este mensaje de nuevo
Caída del cabello

El estrés y la pérdida de cabello

  • 2012.09.03
  • 1
  • Compartir

Juan Carlos Goujón.
Psicólogo colegiado por el Colegio Oficial de Psicólogos de Cataluña: 18.770

¿Qué es el estrés y cómo afecta a las personas? ¿Tiene reflejo a nivel biológico? ¿Puede provocar la caída del cabello? Para dar respuesta a estas preguntas es importante entender qué es el estrés, su relación con la sociedad actual y las reacciones que puede desencadenar.

Se denomina ‘estrés’ a la respuesta del cuerpo ante situaciones vitales de peligro o amenazantes. Se trata de algo que es totalmente subjetivo, ya que afecta a cada persona de manera distinta.

A nivel biológico, un acontecimiento estresante activa el Sistema Nervioso Central preparando a la persona para responder ante un peligro. Hoy en día el estrés se ha convertido en un estado que se prolonga en el tiempo, por lo que las situaciones son mucho más complejas, difíciles de resolver y afectan negativamente a las personas.

A nivel psicológico las reacciones que puede provocar el estrés son emocionales (afectan a las emociones), cognitivas (afectan a la manera de pensar), conductuales (afectan a la manera de actuar) o somáticas (afectan físicamente al cuerpo).  Estas últimas son las que están relacionadas con la pérdida de cabello, ya que la somatización es la manifestación de conflictos o factores psicológicos a través del cuerpo, como pueden ser cefaleas, dolores difusos, malestar físico, etc.

Cuando una persona evita pensar en un conflicto y también evita actuar en consecuencia, este conflicto puede manifestarse a través del cuerpo al no quedar resuelto. Una de las manifestaciones más visibles es precisamente la pérdida de pelo. Esta dimensión corporal es difícil de manejar, ya que se trata de un proceso reactivo (es decir, es una reacción que produce el cuerpo humano).

La caída del cabello producida por la somatización del estrés es una reacción del cuerpo que se produce debido a una alteración fisiológica, lo cual se conoce como Efluvio Telógeno.

El Efluvio Telógeno puede deberse a alteraciones producidas por varios motivos, como pueden ser infecciones severas, dietas estrictas, enfermedades o efectos secundarios de algunos medicamentos. Pero no debemos olvidar que otra de estas causas puede ser el estrés. 

La particularidad de este tipo de alopecia producida por situaciones estresantes es que se mantienen los folículos pilosos, por lo que la caída del cabello no es definitiva si se consigue cuidar a tiempo.

Para disminuir la pérdida de cabello es conveniente bajar el nivel de estrés y llevar buenos hábitos de vida, como descansar correctamente, hacer deporte y comer saludablemente. Todo ello, combinado con el cuidado del cabello, hará que éste deje de caer.

Se puede mejorar la situación con tratamientos cosméticos, como champús específicos para frenar la caída del cabello y lociones con fórmulas específicas para cuando éste cae. Y por supuesto, con complementos específicos para el cabello.

  • Compartir
1 Comentario
  1. 1. 04/09/2012 a las 10:36 horas
    Marcos García

    Interesante artículo. Yo he pasado por epocas de mucho estrés y me salieron ronchas en la piel. Menos mal que no me afectó al pelo…

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más