Suscríbete a la newsletter y no te pierdas las últimos consejos

No mostrar este mensaje de nuevo
Cuidados

¿Afectan los tintes a la salud del cabello?

  • 2013.12.15
  • 0
  • Compartir

Son muchas las personas que utilizan tintes para el pelo, ya sea para cambiar su color natural o para esconder las canas y mostrar una imagen más rejuvenecida. Existe una creencia muy extendida de que los tintes son perjudiciales para el pelo, pudiendo incluso dañarlo y acelerar su caída. ¿Es esto realmente cierto?

Para abordar el tema es importante resaltar en primer lugar que existen tintes naturales y tintes sintéticos, cada uno con sus particularidades. Veamos cuáles son.

TINTES NATURALES

Los tintes naturales son los más recomendables para personas alérgicas a los tintes sintéticos. Estos pueden ser vegetales (como la Henna o la camomila) o metálicos.

La henna es un pigmento natural de color rojizo. Se obtiene del secado de hojas y plantas de la planta Lansonia. Permite teñir el cabello, aunque el color es poco natural. Una de sus ventajas es que no es perjudicial para el pelo.

El  tinte de camomila da color amarillento y su extracción es de las flores secas de Matricaria Chamomilla.  Es especialmente útil si lo que se quiere es aclarar el color del pelo.

Los tintes metálicos que suelen utilizarse para teñir el cabello gris, tienen como principio activo sales metálicas y le aportan un brillo metálico al cabello. Es importante usar productos de calidad, ya que algunos metales pueden generar toxicidad y dañar el pelo. En este caso, como con el resto de tintes, se recomienda no aplicar el producto sobre la piel dañada.

TINTES SINTÉTICOS U ORGÁNICOS

Estos tintes pueden ser temporales, semipermanentes o permanentes.

Los temporales son poco alérgicos, y se suelen emplear para colorear el cabello de forma temporal, como su nombre indica ya que se eliminan fácilmente después de varios lavados con champú.

Los tintes sintéticos semipermanentes o directos son especialmente útiles para oscurecer el pelo, pero no para aclararlo. Su aplicación es sencilla, por lo que  se pueden aplicar tanto en casa de forma personal como en una peluquería.

Los tintes permanentes o por oxidación son  los más utilizados, y funcionan de la siguiente manera. El colorante penetra dentro de la estructura capilar y el tinte se fija en la corteza y en la médula del cabello. Estos, como su nombre indica, son permanentes y por lo tanto no desaparecen con el lavado. El gran inconveniente que tienen es que existe peligro de sensibilización y de fragmentación del cabello, por lo que es recomendable realizar un uso apropiado de ellos y siempre emplear productos de calidad.

En definitiva, si se realiza un uso correcto de los tintes nuestro pelo no tiene por qué verse dañado. Es importante tener especial cuidado tanto durante como después del tratamiento utilizando champú y productos adecuados al cabello. De esta forma se conseguirá tener el cabello del color que se desea y, a la vez, tener un pelo saludable.

  • Compartir

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más