¿Teñirse el pelo resulta perjudicial para nuestra salud capilar?

por redaccion

Cada vez son más las personas que deciden teñirse el pelo, ya sea porque no les gusta su color natural, porque quieren disimular las canas o simplemente para adoptar un look más moderno, pero lo cierto es que esta moda sigue extendiéndose en nuestra sociedad. Ahora bien, ¿es cierto que los tintes pueden dañar nuestro cabello y acelerar su caída?

Para responder a esta pregunta, es preciso apuntar que no todos los tintes son iguales y que dependiendo de si estos son naturales o sintéticos tendrán unas características u otras.

En primer lugar analizaremos los tintes naturales, los cuales pueden ser vegetales (como la henna o la camomila) o metálicos. Los tintes naturales son los más recomendables para personas que padecen alergia a los tintes sintéticos, que más tarde explicaremos.

La henna ofrece un color rojizo y se obtiene del secado de hojas de la planta Lansonia. Se usa para teñir el pelo y no resulta perjudicial para la salud de nuestro cabello. La camomila en cambio da un color amarillo, se extrae de las flores secas de la Matricaria Chamomilla y resulta muy útil para aclarar el color del pelo.

Los tintes metálicos que son también naturales aportan un tono metálico al cabello, de ahí el nombre, y tienen como principio activo sales metálicas. Se utilizan para tapar las canas y se recomienda usar productos de calidad, puesto que algunos metales pueden llegar a generar toxicidad y dañar el pelo.

A continuación nos centraremos en los tintes sintéticos, que pueden ser temporales, semipermanentes o permanentes.

Los tintes temporales son poco alérgicos y dada su corta duración resultan fáciles de eliminar con varios lavados con champú. Los semipermanentes también son muy sencillos de aplicar y se acostumbran a usar para oscurecer el cabello pero no para aclararlo.

Los tintes permanentes son los que más se utilizan y, como su nombre indica, son permanentes, por lo que no desaparecen tras el lavado. El colorante penetra dentro de la estructura capilar y el tinte se fija en la médula del cabello, razón por la cual existe peligro de sensibilización y fragmentación del cabello. Es por esto que recomendamos hacer un buen uso y sólo confiar en productos de calidad.

Para resumir, siempre que los tintes se usen de manera correcta el cabello no tiene por qué verse afectado negativamente. También es importante cuidar la evolución del tratamiento, tanto durante su aplicación como después de esta, usando siempre champús especiales para ello. De esta manera, podremos conseguir el color de pelo deseado sin renunciar a una buena salud capilar.

Compartir
  • email
  • Twitter
  • Facebook
  • Meneame
  • del.icio.us

Deja tu comentario